Mis editores de código favoritos

Editores de código

Los desarrolladores Fron-End/Back-End pasamos la mayor parte del tiempo editando código, por esta razón, es fundamental elegir un editor de código con el que nos sintamos cómodos y mejore nuestra productividad; por suerte, esto es algo que en la actualidad ya no supone un problema y es que existe una amplia gama de editores de código disponibles para que escojamos el que más nos guste, de los cuales, yo destacaría 4 de ellos: Sublime Text, Atom, Brackets y Visual Studio Code; de estos 4, soy especial partidario de 2 de ellos, Brackets y Atom, que son en los que me centrare en este artículo.

Brackets

El proyecto fue creado y es mantenido por Adobe, se distribuye bajo una licencia MIT.

Personalmente lo considero insuperable para todo aquel desarrollador front-end, y para estos, de los 4 que he mencionado es sin duda alguna la mejor opción con diferencia, principalmente por 2 características que son nativas del propio editor: La edición rápida y el desarrollo en vivo.

  • Edición rápida: Presionando ⌘ + E (Mac) / CTRL + E (PC) activas el modo edición rápida. Por ejemplo, si te encuentras en un archivo HTML y tienes el cursor en una clase, id o etiqueta, puedes editar rápidamente las reglas de estilo asociadas. En JavaScript puedes editar una función desde un llamado a una función. Desde valores RGB, RGBa, HEX o HSLa (en cualquier tipo de archivo) puedes invocar el Color Picker.
  • Desarrollo en vivo: Si te encuentras en un archivo HTML y presionas el botón desarrollo en vivo, Brackets abre el archivo en Google Chrome (por el momento solo es compatible con este navegador). Cuando editas el archivo CSS enlazado, instantáneamente ves los cambios en el navegador y te recuadra los elementos afectados. Si guardas un HTML o JS, recarga la previsualización en el navegador.

Extensiones

Mediante el uso de extensiones, podemos acceder a plugins tan populares como Emmet – que no puede faltar en todo editor de código que se precie – aparte de otras utilidades como integración con PhoneGap (otro servicio de Adobe), el popular Minimap que tan de moda se puso gracias a Sublime Text o Beautify para dar formato a nuestro código, con funciones varias como auto-indent.

Pero no todo el campo es orégano, aunque es mi editor de código favorito y es el que utilizo para trabajar de diario, debo reconocer que los desarrolladores back-end van a echar en falta el autocompletado de lenguajes como PHP, Python o Ruby (por mencionar algunos), razón por la que en ocasiones utilizo mi segundo editor de código favorito.

Atom

Atom es un editor de código desarrollado por GitHub, lo que ya de por sí pueden considerarse palabras mayores. Si alguno tiene dudas, vean su vídeo promocional, el cual puede llegar a convencer a más de uno por lo simpático que es:

Si después de ver el vídeo aun sigues teniendo dudas, tengo motivos para convencerte:

  • Siendo uno de los editores de código más jóvenes, es el que actualmente tiene el mayor repositorio de extensiones, superando a un veterano como Sublime Text en poco más de 2 años (Sublime Text nació en el año 2008, Atom nació en 2014).
  • Fue utilizado como base por Microsoft para desarrollar Visual Studio Code.
  • Es altamente personalizable.
  • Incorpora de forma nativa funciones como el auto-indent, que personalmente me parece algo imprescindible, pues, aunque me gusta ser ordenado y tabular el código (sí, soy pro-tabulación) hay veces que prefiero escribir código sin preocuparme de nada más y utilizar el auto-indent al final, lo cual a veces sirve incluso para ver rápidamente si no he cerrado alguna etiqueta.
  • Por supuesto su integración con GitHub es perfecta, de forma que si trabajamos regularmente en esta plataforma vamos agradecer el detalle.

Pero tampoco podía ser todo perfecto, y es que su perfomance aún es mejorable, algo en lo que llevan trabajando desde el lanzamiento de la versión 1.0; quizás tarde 2/3 segundos más en abrir que Sublime Text o Brackets, factor indicativo que debe mejorarse la carga que produce al sistema, no obstante, si lo comparamos con IDE’s como NetBeans, Eclipse o PHPStorm sigue siendo una alternativa muchísimo más ligera, por lo que tampoco supone un inconveniente lo suficientemente grave como para descartarlo.

Otro punto “negativo” (entre comillas) es el idioma; aunque el hecho de estar en Ingles tampoco debería ser considerado un inconveniente tampoco voy a negar que me sentiría mucho más cómodo si fuese traducido a otros idiomas, entre ellos el español, algo en lo que si se han tomado la molestia en hacer Brackets y Visual Studio Code. Tratándose de un editor de código Open Source se me hace extraño que no lo hayan hecho ya, si bien es cierto que para ser programador es necesario tener conocimientos de Ingles, a la hora de configurarlo sería mucho más sencillo si lo hiciésemos en nuestro idioma nativo, algo que es mucho más notable en lenguas orientales como el mandarín, japonés o coreano.

Autor: Javier Ocampos

Fundador de Leedeo y cofundador de Nube Online. Desarrollador web por vocación, soy un apasionado del fron-end y back-end por igual, ya que considero que lo visual y lo funcional siempre han de ir de la mano.