¿Porque utilizar GIMP en lugar de Photoshop?

GIMP

Estoy consciente que ya han corrido ríos de tinta hablando del asunto y no seré yo el que lo venga a esclarecer, tan solo pretendo dar mi humilde opinión al respecto y si es de alguna ayuda, me doy por satisfecho.

Ya he escrito anteriormente artículos a favor de la cultura Open Source – de la que me declaro partidario – y GIMP («GNU Image Manipulation Program») es un pionero del Proyecto GNU, iniciado por Richard Stallman para promover el movimiento del software libre como alternativa al desarrollo y distribución del software privativo.

Quizás mi opinión no es tan extremista como la de Richard Stallman, pues considero que Adobe Photoshop es insuperable en su campo a pesar de ser software privativo y si alguno ha leído opiniones mías en comunidades como MuyLinux.com sabrá cuales son mis preferencias; no obstante, en ocasiones hay que saber dar segundas oportunidades y es que tiene aproximadamente 10 años que no he trabajado con GIMP, por lo que mi opinión al respecto puede que no fuese la más adecuada, o al menos no la más actualizada.

Ahora bien ¿por qué utilizar GIMP en lugar de Photoshop? Sencillamente porque la mayoría de usuarios no utilizamos más de un 5% de las herramientas que nos brinda Photoshop, por lo que no tiene sentido enlistar una serie de características que lo convierten en una opción superior si no vamos a utilizar ninguna de dichas características. GIMP es una herramienta más ligera, personalizable y capaz de realizar trabajos tan profesionales como el que os muestro a continuación:

Si además apenas estas empezando, debes saber que si comienzas con Photoshop por alguna extraña razón terminas atado a Photoshop, te sientes incapaz de trabajar en otra cosa que no sea Photoshop y si las herramientas no se encuentran en la misma ubicación que Photoshop, te sientes perdido. Esto no es debido a su increíble facilidad de uso, todo lo contrario, es autosugestión, a continuación os explico el motivo:

Photoshop es una herramienta profesional y su curva de aprendizaje es – por lejos – superior a la de GIMP; acostumbrarse a trabajar con una herramienta con tantas funciones nos obliga en un principio a memorizar el proceso para realizar una tarea con esa herramienta en concreto, que es lo mismo que memorizar un tema el día antes del examen; memorizar no significa aprender, entender lo que estás haciendo, no promueve el correcto aprendizaje que en este caso consiste en entender lo que es un degradado, una máscara de recorte, una curva beizer etc.

¿Qué sucede entonces?

Que terminamos trabajando como autómatas y al memorizar todo el proceso e intentar repetirlo en otra herramienta, por poco que nos hayan movido el espacio de trabajo y los comandos vamos a sentir esa sensación de la que os hablaba.

Por el contrario, GIMP es más sencillo, más accesible para el usuario novel, promueve un correcto aprendizaje y esto facilita una posterior adaptación a otras herramientas, lo que se traduce en un mejor profesional, o si lo hacemos por hobby, en algo de lo que poder presumir con los amigos.

“La libertad no es poder elegir entre unas pocas opciones impuestas, sino tener el control de tu propia vida. La libertad no es elegir quien será tu amo, es no tener amo.”

Richard Stallman

Tampoco hay que olvidar otro punto a favor de GIMP, y es que, a diferencia de Photoshop, es gratuito. Tanto si eres amateur como si eres profesional, este es un punto que debes considerar seriamente ya que, si no estás dispuesto a pagar el costo y decides recurrir a la piratería, no solo estas cometiendo un delito, si no que estás dando de lado a proyectos Open Source como GIMP que con la ayuda de todos pueden seguir creciendo y mejorando, e incluso promover la liberación del código de herramientas privativas o la creación de otras nuevas y mejores herramientas.

Autor: Javier Ocampos

Fundador de Leedeo y cofundador de Nube Online. Desarrollador web por vocación, soy un apasionado del fron-end y back-end por igual, ya que considero que lo visual y lo funcional siempre han de ir de la mano.